Rejillas para perros

Para acotar el espacio por donde tu perro puede moverse dentro del habitáculo del vehículo puedes usar rejillas a modo de barreras físicas que delimitan el espacio a aquellas zonas donde tú quieres que ocupen .

Las barreras separadoras también proporcionan una protección ante frezanos y pequeños accidentes, impidiendo que el perro recorra distancia y se golpee fuertemente.

La instalación de estas barreras es más fácil de montar que un mueble de IKEA. En unos minutos la tendrás montada en tu coche fácilmente.

La configuración de las barreras y rejillas son adaptables a cualquier tipo de tamaño, pudiendo instalarse sin problemas tanto en coches grandes, medianos y pequeños.